viernes, 9 de octubre de 2009

¡Del Nidus Emperator!


José María del Nido Benavente, antes conocido como 'Del Nidus Emperator' es una de mis debilidades. Porque a alguien que como a un servidor le gusta ir contracorriente, ser políticamente incorrecto y decir las cosas a la cara le gusta ver que aún hay gente que como Del Nido van de frente, personas a las que no le tiembla el pulso si tienen que decirte que eres un sinvergüenza o que estas sacando los pies del tiesto.
Del Nido sabe perfectamente el papel que juega, la importancia de sus palabras, el mensaje que quiere mandar en cada una de sus declaraciones, porque nadie como él sabe manejar la situación a su antojo. Mientras esos 'pseudo' periodistas se dedican a llevarse las manos a la cabeza por algún que otro titular espectacular, los que conocemos al mejor Presidente de la historia del Sevilla Fútbol Club nos quedamos con su mensaje entre líneas, ese es el verdadero recado que envía el máximo mandatario nervionense.
José María del Nido es un líder, una persona con una capacidad de mando impresionante, alguien que te conquista y te envuelve por su gran personalidad, por ese potencial con el que es capaz de contagiarte, de envolverte en una nube que te hace creer en lo que haga falta. Esa es su gran virtud.
El ejemplo más claro es el actual Sevilla Fútbol Club. Una Entidad que desde la llegada de Del Nido a la presidencia ha dado un giro de 180 grados. Ha pasado de ser un equipo más, en el que sólo nuestro sentimiento lo llevaba a la cima, un conjunto de mitad de la tabla hacia arriba en el que jugar en Europa era un sueño, a crear un grande a su imagen y semejanza.
Un equipo de ganadores desde la Presidencia, pasando por su Consejo de Administración, la dirección deportiva, y terminando en cualquiera de los empleados que trabajamos por un imposible: hacer al Sevilla más grande, algo a día de hoy poco probable, ya que este Club está en lo más alto de la montaña.
El Del Nido abogado es igual. Del Nidus Emperator pasa 28 de las 24 horas del día entre su despacho profesional y su despacho presidencial. Es capaz de pasar horas y horas ingeniando e ideando el más difícil todavía, ese nuevo salto de calidad con el que seguir creciendo y alcanzando esos sueños que ayer se hicieron realidad y que a día de hoy vaticina que lo mejor aún está por llegar.
Sí, yo soy de De Nido, un amigo, un Presidente que nunca me ha fallado, que siempre ha cumplido su palabra, que ha ido de cara, que me tendió su mano cuando me hicieron caer, y cuya mano aprieto con el cuchillo en los dientes cuando de enfrentarnos a sus enemigos se refiere. Aquí os esperamos y como siempre os ganaremos sí o sí.
Y por si esto fuera poco José María del Nido Benavente cumple con lo más importante en esta vida por encima del triunfo profesional. José María es un triunfador en su vida personal. Con Laura, su pareja, con esos padres de los que mamó sevillismo a raudales, con esos hijos e hijas a los que les está dejando en vida su mejor legado, ese que nadie les podrá arrebatar: el ejemplo que como padre, como hijo y como amigo nos regala a diario.
Gracias José María. Gracias Presidente. Gracias amigo.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Josemi qué alegría ver que sigues actualizando tu blog y sobre todo para hablar del mejor presidente del mundo y de nuestra historia. Ole mi Sevilla y los huevos de mi presidente. Y felicidades por los cojones que le echas a los que nos atacan como el pasado lunes en el Debate de la bombonera. Que mame al- manso

Anónimo dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo Josemi. Os voy a contar una historia para que veais hasta el punto que ciuda los detalles nuestro presidente. El pasado sábado estuvo en mi pueblo, El Pedroso, en una boda. El padre de la novia le dijo que había una persona mayor en el pueblo que era muy sevillista, mi padre, y sin pensarlo se montó en un coche con mis hermanas, mi cuñado y mi hijo de 5 años y se presentó en casa de mis padres y estuvo allí unos minutos saludando a mi padre, el próximo 24 de este mes 85 años de sevillismo, que se echó a llorar como un niño y que se sintió el tercer hombre más importante del mundo, detras del papa y de D. José María del Nido.
Sirva este comentario para dar mi más sincero agradecimiento a nuestro presidente y hacer constar que es el mejor presidente de la historia del Sevilla

Anónimo dijo...

Josemi, Del Nido y tú teneis unos huevos tremendos y los dos haceis una defensa a ultranza de nuestro Sevilla ante la alegre pandi. Gracias por defendernos. Somos los más grandes
ENRIQUE GIÓN

Carlos Romero dijo...

Amigo bloguero sevillista. Por favor visita este link:

http://sevillistasenlared.blogspot.com/2009/11/programa-oficial-7-n.html

Un saludo.