lunes, 14 de diciembre de 2009

Adiós a un grande



Se nos fue, mejor dicho, nos dijo hasta luego para marcharse al tercer anillo de su querido estadio Ramón Sánchez Pizjuán. Allí seguirá haciendo todo lo que esté en su mano, y lo que no también, para ayudar a su Sevilla Fútbol Club del alma, junto a su familia, el centro de su vida, para lo que nunca tenía un no; daba igual la situación.
Se marchó José María Cruz Rodríguez, y lo hizo con la misma humildad y sencillez con la que pasó por nuestras vidas. Quien escribe estas líneas tuvo la fortuna de coincidir con él en distintas etapas, tanto en mi época de la Cadena Cope, como las posteriores de Marca y Estadio Deportivo, o las actuales del Sevilla Fútbol Club y la revista don balón. En todas ellas José María Cruz Rodríguez me ofreció lo mejor de él, es decir todo. Esa bondad, esa generosidad, esa amabilidad y educación que le caracterizaba. No hubo motivos para ver el genio, que también lo tenía, porque todas las personas que llegan a lo más alto como lo hizo él en su vida personal y en la profesional, lo hacen precisamente gracias a su carácter, ese que diferencia a los grandes de los mediocres. Y José María Cruz Rodríguez era, o mejor dicho sigue siendo grande, muy grande.
Las muestras de cariño recibidas por la familia tanto en el velatorio como en el posterior sepelio, masiva presencia de familiares y amigos, no es más que un pequeño botón de muestra de todo lo bueno que nos dio y de todo lo grande que nos deja, su mejor legado: su recuerdo, ese que siempre lo mantendrá vivo entre nosotros y el poder disfrutar de esa familia que siempre lideró con maestría.
En nuestro Sevilla FC nos deja también lo mejor de él. De un lado todo lo bueno que en los momentos más complicados de la Entidad nos dio, jugándose lo que hiciera falta por su Sevilla, por un sentimiento, una pasión, un corazón blanco y rojo, y de otro, su hijo José María Cruz, ese vicepresidente y director general ejemplo para todos los clubes de Europa, un señor, un amigo, un líder escondido bajo un rostro serio y un corazón alegre, un profesional que ha sido capaz de sin afán de protagonismo ninguno, regalarnos la grandeza de aquellos números uno que prefieren estar en un segundo plano sin interpretar ese papel de protagonista que su valía merece.
Valgan estas líneas como mi humilde homenaje hacia esa familia, la de José María Cruz, que tanto nos ha enseñado.

6 comentarios:

Nacho Mateos dijo...

Poco más que añadir a lo que has escrito. Por suerte José María Cruz nos deja a otro José María Cruz, magnífica persona y gran Sevillista como su padre.

Si alguien aún se pregunta el porqué de nuestra grandeza... aquí tienen un botón como muestra.

Descanse en PAZ.

QUEQUENO dijo...

bueno josemi un saludo sevillista soy quequeno,y tu diras quien es este pues nada un sevillon más nacho algo sabe de mi a ver si lo comparte contigo yo solo decir que nos deja otro gran sevillista al final estan haciendo un equipazo en el tercer anillo te dejo por aqui mi foro por si quieres echarle un vistazo http://sevillistasdecorazon.foroactivo.com/index.htm

yo el dia que te conocí por si te acuerdas fué cuando la presentacion del libro de quiquesfc un amigo mio el chaval que hace las poesias a nuestro antonio puerta que fuí con el a la bombonera para que no fuera solo ya os haré mas visita si es posible un saludo

Alexis Correa dijo...

Hermoso artículo. Gracias Josemi.

Javier dijo...

Me ha emocionado. Bueno Josemi desearte lo mejor desde la linea de la concepción. Y dale muchos animos a Alexis. Criminal lo que estos asquerosos del "forooficial" hacen con él. Apoyaros, me caeis muy bien

Anónimo dijo...

ueridos amigos,
desde aqui queria dar las gracias a todos los que se han preocuoado por mi estado de salud y me han mostrado su cariño.
esta es una deuda que asumo y que es dificilde pagar por eso os estare eternamente agradecido.
aprovechola ocasion para desear felices fiestas a todos.

giulio guerrera
geneticamente sevillista

José Miguel Muñoz dijo...

Mucho ánimo Giulio y que tengas una rápida recuperación. Te vi muy animado el pasado lunes en la presentación del libro de nuestro amigo Jesús Alvarado. Ese talante es el que te mantendrá con fuerzas para salir adelante.
Y gracias a todos los que os vais haciendo habitual de este blog politicamente incorrecto.
Felices fiestas.
Vuestro amigo

José Miguel Muñoz