martes, 26 de abril de 2011

Cinco años, Puerta en el recuerdo




Mañana 27 de abril, como bien recuerda en su blog, Latidos de Nervión, mi amigo Nacho Mateos, se cumplen cinco años de aquel jueves de Feria de Abril, aquel jueves mágico en el que Sevilla se tiñó de blanco y rojo con más fuerza que nunca y en el que, con aquel golazo grabado en la retina de todos los que tuvimos la fortuna de vivirlo en directo se comenzó a escribir la época más dorada y laureada del Sevilla Fútbol Club.
Pero hoy, permítanme que no les hable de esos cinco años en los que el Sevilla dio un giro a su historia y donde las finales se convirtieron en el pan nuestro de cada día. Perdonen, pero hoy no les hablaré del Sevilla FC grande, de aquel Club que se doctoraba en Europa tras ganar la UEFA Cup y con las gestas que le sucederían posteriormente. Hoy no les hablaré de aquella mágica noche de Eindhoven, de la posterior de Glasgow, de las dos del Bernabéu (3-5 ante el Madrid en la Supercopa y 1-0 al Getafe en la Copa), ni de la última ante el Atleti...
Hoy quiero hablarles de mi amigo Antonio Puerta, el hombre que nos cambió la vida con su gol al Schalke 04. Tenía apenas 22 años y mucha vida por delante. Lo había conseguido todo, desde su sueño de jugar en el Sevilla FC hasta haber sido internacional con España, lo máximo a lo que puede aspirar un futbolista. Los grandes se lo sorteaban, algún día la familia Rodríguez de Moya podrá hablar de aquella oferta del Real Madrid, pero por encima de todas las cosas era feliz. Tenía una familia que le quería, una mujer, porque aunque no pasara por el altar era su esposa, que le adoraba y un hijo, Aitor Puerta, que desde el vientre de su madre ya pudo empaparse del amor y adoración que su padre le profesaba.
El dichoso destino quiso que el hombre que nos cambió la vida entregara la suya en el mismo césped que alcanzó la gloria para convertirse, junto al alma del Sevilla Atlético, el querido Paco Cuervas, en el embajador del sevillismo en el Cielo, donde la zurda de diamantes sigue subiendo la banda izquierda con la misma clase que lo hacía en su Ramón Sánchez Pizjuán.
Se fue el futbolista, continúa la leyenda y perdurará para siempre el recuerdo de una gran persona: Antonio Puerta.


NOTA: La fotografía que encabeza este post es un reportaje que hice a Antonio Puerta para la revista don balón, con foto de mi amigo Juan Flores. La que cierra este artículo corresponde a la semifinal mágica del inolvidable jueves de Feria con Puerta el gran protagonista de la noche celebrando el triunfo.

6 comentarios:

Joaquin Ruiz dijo...

Bonito post, mañana sera un dia en el que me vendran muchos recuerdos, desde muy temprano, no eran las 8 de mañana cuando llegue al estadio y vi las largas colas que habia para que los sevillistas lograran esas ansiadas ultimas entradas, alli ya habia varios miembros de la peña la escalera, despues de saludarnos y cometar los nervios que ya se tenian en el estomago parti hacia la feria, alli se habia quedado atraves de internet en la portada a las 16:00 yo llegue al real no eran ni las 12de las mañana cuando una wapisima señorita me vio y me dio una pegatina que aun esta pegada en la pantalla de mi pc,... lo demas todos sabemos como acabo la noche y cada uno de nosotros la vivo de una forma diferente pero a todos nos unio un nombre. Antonio Puerta .

un abrazo crack

maica dijo...

Desde este post se transmite lo que debe ser un gran equipo, un equipo que es grande no por sus títulos sino por su afición y por su jugadores que lo hacen grande.Nadie olvida a Puerta,como dice el post "Cinco años, Puerta en el recuerdo" y pasaran 20 y seguirá estando en el recuerdo, esto es lo que conlleva ser buena gente y amigos de sus amigos, que pasan los años y aunque no estés,estás simplente porque a Puerta lo define esta frase "QUIEN ERES DEJA HUELLA".

Alexis Correa dijo...

Me has emocionado querido amigo. Ese día tiene para mí un significado muy importante. No sé, a lo mejor me pongo a escribir un rato. Aunque ya quisiera yo, poder expresarme de la extraordinaria manera que los haces tú Josemi. Un abrazo.

José Miguel Muñoz dijo...

A/A. JOAQUÍN RUIZ
Gracias Joaquín. La verdad es que vivimos un día muy especial y podemos sentirnos privilegiados por poder contarlo y narrarlo en directo, no sólo este momento sino todos los buenos que vinieron después.
Se nos fue Antonio Puerta, el artífice de que esta nueva historia de nuestro Sevilla FC se escribiera a lo grande.

José Miguel Muñoz dijo...

A/A. MAICA
Bonito comentario el tuyo Maica lleno de sentimiento por los cuatro costados. Antonio Puerta dejó huella, no solo en el sevillismo sino en todo el fútbol español. Ojalá el paso de los años no borre nunca la sonrisa sincera de un chico humilde que logró llegar a lo más alto con el Sevilla, ser internacional y dejar su mejor herencia, un hermoso niño llamado Aitor Puerta que hace que Mar pueda seguir adelante viendo crecer a su hijo como le habría gustado a nuestro querido Antonio.

José Miguel Muñoz dijo...

A/A. ALEXIS CORREA
GRacias Alexis, tus palabras me llenan de optimismo en estos momentos nada fáciles.Gracias por tus palabras, sabes que tienen buena mano a la hora de escribir y además al igual que yo eres políticamente incorrecto.
Gracias por estas ahí, por seguir mi blog, que sabes que también es tuyo y felicidades por el buen hacer en el tuyo. Un abrazo